Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Método Madre Canguro – Abrazo de Amor

¿Puede el abrazo y el calor de una madre o un padre salvar la vida de un bebé? En el caso de los bebés prematuros y de bajo peso, quienes deben permanecer en una incubadora hasta que su cuerpo pueda regularse solo, la respuesta es que sí. Desde hace más de 40 años, el programa Madre Canguro ha revolucionado las prácticas de cuidado de los bebés prematuros al darle un rol central al vínculo afectivo entre madres o padres con sus bebés para que a través del amor y el contacto puedan recuperarse física y emocionalmente. Este programa innovador, científico y riguroso es eficaz en reducir la mortalidad infantil, fomentar el bienestar de los niños y ha sido comprobado que a diferencia de otros métodos mejora el ritmo cardíaco, la protección cerebral y la calidad del sueño del bebé. Padres, madres, y bebés en más de 50 países han participado en el programa.

Problemática

Los bebés prematuros o con bajo peso al nacer tienen menor probabilidad de llegar a su primer año de vida. Incluso si sobreviven, son más propensos a desarrollar problemas neurológicos, físicos, o comportamentales, déficits cognitivos, bajo rendimiento académico, o problemas de atención. Además, los métodos tradicionales como las incubadoras requieren separar a las madres de sus recién nacidos lo cual puede afectar emocionalmente tanto a la madre como a su bebé y traer efectos negativos en el vínculo afectivo, la confianza de madres y padres en su rol como cuidadores, y en el desarrollo socioemocional de los niños a largo plazo.

Solución

El Método Madre Canguro es una práctica en la que madres y padres se convierten en una incubadora natural y recuperan su rol principal en el proceso de recuperación física y emocional de sus bebés. Está basado en tres componentes: contacto continuo piel a piel entre la madre o cualquier miembro de la familia y el recién nacido (posición canguro), lactancia materna exclusiva (cuando sea posible) y seguimiento durante el primer año de vida. El método tiene dos etapas: cuidado canguro de cero a 40 semanas de nacido, y seguimiento de alto riesgo desde las 40 semanas hasta los 12 meses de nacido. En la primera etapa, la posición canguro y la nutrición basada en leche materna promueven el desarrollo cerebral. Además, se brinda apoyo a los padres a través de talleres y educación continua en temas de salud infantil. La segunda etapa es ambulatoria, se realiza seguimiento al crecimiento y desarrollo para detectar a tiempo problemas neurológicos, auditivos, visuales, entre otros.

Evaluación e Impacto

Las investigaciones muestran que un año después de nacer los bebés expuestos al Método Madre Canguro tienen un coeficiente intelectual más alto y una mayor probabilidad de sobrevivir que los bebés expuestos al método tradicional. Además, el método reduce los días de hospitalización y aumenta el peso de los bebés, quienes además presentan menos llanto y menores niveles de estrés. A largo plazo, hasta los 20 años, se ha demostrado que el método puede funcionar como un protector cerebral y contribuir a que los jóvenes expuestos al método falten menos a la escuela y sean menos agresivos e hiperactivos. Además, las familias que usaron el Método Madre Canguro realizan más actividades de estimulación con sus niños.

Datos básicos

Población Objetivo
Niñas y Niños (0-3) años
Área
Salud y nutrición
Institution
Fundación Canguro
Lugar
Colombia
Fecha de inicio
Estado
Completo
Tipo de Intervención
Entrenamiento de cuidadores o maestros
Modo de Entrega
Sesiones grupales
Sesiones individuales