Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.

Modelo de Inclusión Fe y Alegría – Nuestro corazón con la diversidad

Cuando trabajamos por crear comunidades más inclusivas, contribuimos a la detección temprana de discapacidades y problemas de aprendizaje y garantizamos que todos los niños y niñas reciban una atención adecuada a tiempo. Con frecuencia, la discriminación, así como otras barreras sociales, impiden el desarrollo integral en las condiciones que merecen las niñas y niños con discapacidad. La propuesta de Fe y Alegría es una solución innovadora que transforma el sistema educativo para ofrecer una educación de calidad a todos los niños y niñas, con y sin discapacidad. A través de actividades de sensibilización —con el uso de tecnologías para algunas de ellas— en barrios y sectores de riesgo y visitas a centros de salud y hogares, se motiva a las familias a llevar a sus niños a centros en los que pueden recibir una atención adecuada. El modelo además resalta la importancia de invertir desde temprana edad no solo para fomentar el desarrollo de todas las niñas y niños, sino para garantizar un ambiente incluyente libre de discriminación.

Problemática

Las niñas y niños con discapacidad con frecuencia no reciben atención temprana y adecuada debido a que sus necesidades no son detectadas desde temprana edad. La falta de información entre los padres y cuidadores, así como el rechazo y discriminación impiden la detección temprana, la cual es crucial para garantizar el desarrollo a largo plazo de niñas y niños. Esta realidad es más marcada para niños en situaciones de pobreza y vulnerabilidad, pues incluso en casos en los que los niños asisten a centros de atención, enfrentan discriminación y ambientes de aprendizaje poco incluyentes.

Solución

Fe y Alegría propone un modelo de inclusión por tránsito educativo basado en principios de detección temprana, acceso a estimulación, permanencia y aprendizaje. El primer componente es la detección temprana para garantizar que los niños en situación de discapacidad reciban atención y estimulación desde muy temprana edad. A partir de allí, los niños de 0-3 años ingresan a aulas de Educación Inicial Especial I para fomentar el desarrollo de la motricidad fina, la motricidad gruesa, y el lenguaje. Entre los 4-5 años los niños reciben atención en aulas de Educación Inicial Especial II, divididas en aulas especializadas en discapacidad sensorial motriz y aulas especializadas para niños con discapacidad intelectual. Al culminar, se determina cómo se debe continuar el proceso de aprendizaje de los niños. se determina si deben pasar hacia Aulas Especializadas, donde reciben atención para una adecuada inclusión social, o hacia Aulas Inclusivas en Educación General Básica. Todos los niños de 0-5 años reciben terapia de lenguaje con técnicas adaptadas a sus necesidades para desarrollar sus habilidades de comunicación (oral, de señas, otros). Por otra parte, el programa ofrece formación especializada para madres y padres sobre la discapacidad de sus hijos y sobre cómo apoyarlos en sus aprendizajes educativos y también cuenta con un componente de capacitación de docentes. Asimismo, el uso de tecnologías como herramientas de sensibilización, además de herramientas de enseñanza, es también un componente innovador para involucrar a toda la comunidad educativa y fomentar espacios de desarrollo incluyentes.

Evaluación e Impacto

No cuenta con información.

Datos básicos

Población Objetivo
Niñas y Niños (3-5) años
Área
Desarrollo del cuidador
Desarrollo cognitivo
Desarrollo del lenguaje
Salud y nutrición
Bienestar físico y desarrollo motor
Desarrollo socioemocional
Desarrollo de la fuerza de trabajo
Institution
Fe y Alegría
Lugar
Ecuador
Fecha de inicio
Estado
Etapa avanzada
Tipo de Intervención
Atención y estimulación psicosocial
Sesiones en centros
Modo de Entrega
Sesiones grupales